Argentina cumplió

Argentina cumplió y logró una victoria en el amistoso ante El Salvador en Estados Unidos.

En un encuentro en el que Lionel Messi estuvo ausente por un golpe y en el que el funcionamiento colectivo fue deslucido, la selección argentina tan solo logró el objetivo y superó a un rival inferior como El Salvador. El conjunto de Gerardo Martino se impuso por 2-0 en el amistoso disputado en Washington, Estados Unidos.

http://youtu.be/0DZnrisYTjo

La Argentina dejó una pobre imagen en la primera parte. Aunque el equipo de Martino monopolizó el manejo de la pelota y jugó permanentemente en campo rival, no supo encontrar la forma para profundizar en sus ataques y generar real peligro.

En el comienzo, Ángel Di María se mostraba muy activo por derecha, ante un equipo salvadoreño que concentraba mucha gente en el fondo y que tan solo apostaba a esperar en su campo para salir en alguna contra aislada.

A los 2 minutos, el elenco “Albiceleste” avisó con un cabezazo de Gonzalo Higuaín. Tras un córner, la peinaron en el primer palo y “El Pipita” no pudo conectar con buena dirección. La pelota parada comenzaba a convertirse en la herramienta más importante para el equipo de Gerardo Martino.

El tiempo pasaba y Argentina no lograba pisar con fuerza en el área rival. Tan solo un remate cruzado de Higuaín que desvió el arquero y un disparo de tiro libre de Ángel Di María que también forzó una estirada de Carrillo fueron las más claras. Generar un circuito de juego efectivo en ofensiva y doblegar a una defensa muy cerrada se volvían tareas complicadas para el conjunto sudamericano.

El complemento mostró a un elenco argentino algo más suelto, buscando la apertura del marcador a partir de disparos de afuera del área. Zabaleta, Higuaín y Tevez probaron de media distancia, pero sus intentos fueron desviados.

Recién a los 9′ los de Martino iban a encontrar la ventaja, con algo de complicidad por parte del fondo salvadoreño. Ever Banega probó de lejos, su remate se desvió en un defensor y descolocó al arquero para decretar el 1-0 de Argentina.

La supremacía “Albiceleste” se iba a mantener durante todo el partido, pero con poca eficacia en los últimos metros. Las mejores chances iba a llegar a través de Tevez, con un remate que el arquero logró mandar por arriba del travesaño, y de Mateo Musacchio, quien forzó una muy buena reacción de Carrillo con un cabezazo de pique al suelo.

Pero la nota del partido la iba a dar sobre el final el jugador de Independiente Federico Mancuello, quien ingresó en la segunda parte para hacer su debut en la selección. Sobre los 42′, el mediocampista se hizo cargo de un tiro libre desde la derecha y sacó un remate cerrado que superó al arquero salvadoreño y se metió por el segundo palo para convertirse en el 2-0 definitivo.

El próximo compromiso de la selección será otro duelo amistoso el 31 de enero ante Ecuador en Nueva Jersey.

RIver superó a Gimnasia

El Millonario le ganó 3-2 a Gimnasia con un tanto agónico de Mora (ST 42m), luego de haber derrochado una ventaja de 2-0. Cavenaghi (PT 32m) y Solari (PT 38m) marcaron gracias a los errores de Navarro, pero luego emparejaron Coronel (ST 8m) y Fernández (ST 25m). Fue la tercera victoria al hilo del elenco de Gallardo.

River Plate derrotó esta noche agónicamente por 3-2 como visitante ante Gimnasia y Esgrima La Plata, en el estadio del Bosque, y se acercó al líder San Lorenzo, en cotejo por la séptima fecha del Campeonato 2015 de Primera División.

El Millonario se puso en ventaja con goles de Fernando Cavenaghi (32m. PT) y Augusto Solari (37m. PT) y el local lo empató con tantos de Maxiimiliano Coronel (7m. ST) e Ignacio Fernández (26m. ST). Pero Rodrigo Mora (42m. ST) le dio sobre el final la victoria a su equipo.

Con este resultado, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo consiguió su segunda victoria consecutiva después de cortar una racha de cinco empates seguidos entre liga y Copa Libertadores, con su triunfo ante Godoy Cruz de Mendoza en la jornada anterior.

Así, el ‘Millonario’ (15 puntos) recortó a tres puntos la diferencia con el nuevo líder, San Lorenzo (18), que el sábado último goleó a Lanús y le arrebató el primer lugar a Rosario Central (17).

Ahora, River apuntará sus cañones a la final que deberá jugar ante Tigres de Monterrey en México, el miércoles 8 de abril, para seguir con chances de clasificarse a los octavos de la Copa Libertadores.

Por su lado, Gimnasia, que jugó solamente con socios locales como castigo a los incidentes ocurridos en el clásico con Estudiantes de la tercera fecha, no pudo conseguir su segunda victoria consecutiva como local, luego de lograr el primer y único triunfo de la temporada ante Nueva Chicago (2-1).

Boca venció a Estudiantes

Boca se floreó ante Estudiantes y está a tiro de la punta.

Boca quedó a un paso de la cima del torneo de Primera División, tras golear 3 a 0 a un opaco Estudiantes, en un partido disputado en la Bombonera correspondiente a la séptima fecha del certamen.

Cristian Erbes y Daniel Osvaldo, a los 38 y 40 minutos del primer tiempo, y Franco Cristaldo, a los 33 del segundo, anotaron los tantos de la victoria del elenco de la Ribera.

Los platenses sufrieron las expulsiones de Matías Aguirregaray y Carlos Auzqui, a los 18 y 22 minutos del complemento, respectivamente.

Boca quedó a un paso de la cima del torneo de Primera División, tras golear 3 a 0 a un opaco Estudiantes, en un partido disputado en la Bombonera correspondiente a la séptima fecha del certamen.

Cristian Erbes y Daniel Osvaldo, a los 38 y 40 minutos del primer tiempo, y Franco Cristaldo, a los 33 del segundo, anotaron los tantos de la victoria del elenco de la Ribera.

Los platenses sufrieron las expulsiones de Matías Aguirregaray y Carlos Auzqui, a los 18 y 22 minutos del complemento, respectivamente.

Con este resultado, los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena alcanzaron la línea de Rosario Central con 17 puntos, uno menos que el líder San Lorenzo.

En tanto, Estudiantes, que no gana desde la tercera fecha y perdió tres de los últimos cuatro partidos que disputó, se mantiene en la mitad de la tabla, con 10 unidades.

El partido fue muy cerrado y friccionado en la primera etapa, hasta que en el cierre de la misma Boca se puso 2 a 0 en apenas dos minutos.

La diferencia en el marcador y las expulsiones fueron determinantes, Estudiantes nunca pudo reaccionar y el segundo tiempo fue un monólogo del conjunto local.

Los primeros minutos fueron friccionados, con Estudiantes intentando ser un equipo corto, ocupando espacios y cortando el circuito de juego de Boca, que tenía más el balón, pero no lograba manejarlo de manera criteriosa.

En 16 minutos, la visita casi quiebra el cero, luego de una corrida larga y desborde de Ezequiel Cerutti por la derecha, que terminó con un centro al punto del penal, donde Diego Vera anticipó a Marco Torsiglieri y sacó un cabezazo que pegó en el palo derecho.

Dos minutos más tarde, el local respondió con una jugada combinada en la que la pelota pasó por varios futbolistas, hasta que Gino Peruzzi lanzó el centro para la media vuelta de Andrés Chávez, quien pateó mordido y desviado.

En la siguiente jugada, Nicolás Colazo ensayó una buena jugada individual por la izquierda, tiró la pelota al área y encontró a Chávez, quien pese a estar bien posicionado tardó en patear y permitió la reacción de Leandro Desábato.

El dominio de Boca se acentuaba con el correr de los minutos, pero no encontraba los caminos para vulnerar el cerco defensivo del equipo platense, que a su vez esperaba agazapado para contragolpear.

Así pasaron los minutos y cuando el primer tiempo parecía encaminarse a un empate sin goles, Boca metió dos estocadas y sacó una buena ventaja para irse al vestuario ganador.

A los 38 minutos, Erbes agarró a todo Estudiantes saliendo, vio adelantado a Hilario Navarro y sacó un derechazo a colocar, por sobre el arquero, anotando el 1 a 0.

Cuando los de La Plata intentaban reaccionar, Boca volvió a golpear fuerte y se puso 2 a 0, con una buena definición de Osvaldo, tras una combinación entre Federico Carrizo y Pablo Pérez, en un contragolpe fulminante.

Apenas iniciado el complemento, Estudiantes esbozó una reacción, pero tenía muchas dificultades para profundizar y poner en riesgo la valla que defendió Guillermo Sara, reemplazante del suspendido Agustín Orión.

Además, no solo los platenses no pisaban el área local, sino que Boca continuaba con aspiraciones en ofensiva, buscando un tanto más para liquidar definitivamente el pleito.

A los 5 lo tuvo Chávez, pero remató muy mal desde la izquierda, tras ser habilitado por Osvaldo y éste contó con una ocasión a los 11, pero su remate, a colocar, salió apenas afuera, por sobre el travesaño.

A sus problemas para generar juego, Estudiantes tuvo que sumarle dos expulsiones en apenas cuatro minutos, lo que terminó por sepultar definitivamente sus esperanzas.

A los 18, Aguirregaray vio la segunda amarilla por cortar un contragolpe con foul y a los 22 Auzqui golpeó sin pelota a Carrizo y fue expulsado de manera directa.

A partir de las expulsiones, el partido fue todo de Boca, que alcanzó el tercer gol por intermedio del juvenil Cristaldo, quien definió con un derechazo luego de un centro desde la derecha de Carrizo.

La siguiente es la síntesis:

Boca 3 – Estudiantes 0.

Estadio: Boca.

Árbitro: Diego Abal.

Boca: Guillermo Sara; Gino Peruzzi, Daniel Díaz, Marco Torsiglieri, Nicolás Colazo; Pablo Pérez, Cristian Erbes, Marcelo Meli; Federico Carrizo, Daniel Osvaldo, Andrés Chávez. DT: Rodolfo Arruabarrena.

Estudiantes: Hilario Navarro; Matías Aguirregaray, Jonatan Schunke, Leandro Desábato, Mauricio Rosales; Carlos Auzqui, Israel Damonte, Leonardo Gil, Juan Sánchez Miño; Ezequiel Cerutti y Diego Vera.

Goles en el primer tiempo: 38m Erbes (B), 40m Osvaldo (B).
Gol en el segundo tiempo: 33m Cristaldo (B).

Cambios en el segundo tiempo: 19m Franco Cristaldo por Pérez (B), 20m Leonardo Jara por Sánchez Miño (E), 26m Gastón Gil Romero por Vera (E), 27m Leandro Marín por Peruzzi (B), 31m Jonathan Calleri por Osvaldo (B), 35m Gabriel Seijas por Gil (E).

Incidencias en el segundo tiempo: 18m expulsado Aguirregaray, por doble amonestación (E), 22m expulsado Auzqui por juego brusco.

Barcelona ganó el clásico

El Barcelona ganó el clásico contra el Real Madrid (2-1) en un choque trepidante y aumentó a cuatro puntos su ventaja como líder respecto al equipo madridista, que tuvo en la primera parte la ocasión, incluso, para haber dejado sentenciado el partido.

El encuentro fue de un sufrimiento y agonía constantes, debido a que los dos equipos disfrutaron de numerosas ocasiones para llevarse el partido. En la primera, el Real Madrid desperdició la ocasión de haber encarrilado el encuentro y en la segunda fue el Barça el que pudo marcar más goles.

Intensa primera parte, sin descanso alguno, en la que los dos equipos lo dieron todo, aunque en el global, a pesar del empate (1-1), fue el equipo blanco el que firmó los mejores momentos de juego, especialmente en el tramo final.

Antes de ello, el Barcelona fue el primero en asustar a Casillas, cuando Rakitic tuvo en el minuto 2 la primera ocasión de marcar. Sin embargo, el Madrid creció en unos minutos que arrancaron con una carrera sin obstáculo de Marcelo por una banda, recogió el balón Benzema y Cristiano lo envió al larguero.

Isco, en el siguiente minuto, lo intentó desde lejos y el balón acabó en córner. El tercer golpe llegó de un remate de cabeza de Ramos sin peligro.

Era el minuto 13 y había un mensaje claro: el Barça se enredaba en el centro del campo, sin un Xavi (en el banquillo) que diese sentido al juego o un Busquets (también en el banco) que frenase la ofensiva rival, mientras que al Real Madrid le costaba casi nada llegar a las inmediaciones de Bravo.

La reacción azulgrana llegó en un chispazo, el que originó Messi enviando un balón al área en una falta que conectó de cabeza con precisión un actor inesperado, el francés Mathieu (1-0), después de que la zaga madridista hiciese más caso al movimiento de Piqué y descuidase al otro central.

Un premio que podría haber aumentado para los azulgranas cuando en un disparo errático de Luis Suárez el balón acabó en el dominio de Neymar, pero el brasileño no reaccionó bien y su disparo acabó en las manos de Casillas, que ya se sentía batido.

El 2-0 fue una ilusión que se desvaneció a los pocos segundos, cuando el Madrid armó un contragolpe, el balón le cayó a Benzama, quien resolvió el pase a Cristiano con un taconazo y el portugués, echándose al suelo, envió el balón al fondo de las mallas (1-1).

Nadie se sorprendió en el Camp Nou del 1-1. Faltaba poco menos de un cuarto de hora y el Barcelona desconocía que iba a jugar los peores minutos de fútbol del año, debido al descontrol que sufrió su centro del campo y la incapacidad de sus defensores para achicar lo que se le venía encima.

El Madrid dio el paso adelante que le iba a colocar casi insistentemente en el área azulgrana, donde vivió también algo angustiado por la incapacidad que tuvo para marcar el 1-2, en un disparo de Modric, en un gol anulado a Bale por un fuera de juego de Cristiano, otro disparo del portugués y uno final de Bale en el 43 que acabó con el balón rozando el palo.

El Madrid entendió que el Barcelona no le iba a hacer daño por lo que generase el centro del campo, porque la creación era escasa y nunca tuvo superioridad, y además Messi estaba muy desconectado, sin encontrar su posición ni asociaciones.

En el minuto 4 de la segunda parte, el Real Madrid volvió a estar desacertado en la finalización de Banzema, cuando los blancos habían tejido una buena acción ofensiva.

Después de vivir unos minutos sin nada producido en el centro del campo, el Barcelona se inventó un pase desde el lateral donde Alves vio a Suárez, quien cruzó el balón por raso batiendo a Casillas (2-1) en el minuto once.

En el Madrid, los Modric, Kroos e Isco volvieron a tomarle el pulso al partido, controlando el centro del campo pero sin que ello tuviese un final feliz en el área azulgrana.

El partido entró a partir del 60 en una fase de tensión y contactos, que arrancó con una entrada de Mascherano a Cristino, quien desde el suelo le respondió con una patada y después Carvajal le dio un golpe en la cabeza, mientras que en la siguiente acción en un salto Iniesta puso el codo a Sergio Ramos, que tuvo que se atendido. El central andaluz vio la amarilla pocos instantes después por una entrada, en la octava cartulina des partido hasta entonces.

Estos momentos de fricción le fueron bien el Barcelona para atenuar a un Madrid que le había comido el terreno y podía dar una respuesta ofensiva que en la primera parte ya le dio resultado. Sin embargo, volvió a ser el Barça el que tuvo la ocasión de marcar, en un eslalon de Neymar en el 67 que dribló a todos sus oponentes que se salieron al paso desde el campo azulgrana, pero acabó con el balón alto, cuando también disponía de la opción de salar a Suárez.

El Madrid cambió de centrales en el 72, entrando Varane en lugar de Pepe, y en el primer desajuste por el centro, Messi tuvo la ocasión de marcar gol. Neymar, al minuto, volvió a fallar en una aproximación de Messi, que le sirvió el balón en bandeja.

El Barcelona también movió el banquillo, tres minutos después, para dar entrada a Busquets y sacar a Rakitic, con la idea de consolidar un centro del campo que hacía aguas para los azulgrana, y en parte para que la pareja Busquets-Mascherano frenase el control que por momentos estableció el trío madridista en el eje (Modric, Kroos e Isco).

Benzemá en el 32 disparó desde fuera del área, el balón tocó en el talón de Piqué y Bravo hizo la parada de la noche, desviando a córner el esférico. Un aviso del que el Barça tomó nota. Luis Enrique volvió a mover el banquillo para dar más control al centro del campo, y entró Xavi, mientras que Carlo Ancelotti sumó efectivos en ataque con la entrada de Jesé por un cada vez más apagado Isco.

Casillas en el 40 sacó una mano ganadora el despejar un balón que se colaba tras un disparo de Alba, producto de una buena combinación con Messi que le habilitó en el área con un pase avanzado. Al minuto siguiente, nuevamente Casillas realizó un paradón echándose al suelo en un disparo de Messi.

Ficha técnica:

2 – Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mathieu, Alba; Maschearno, Rakitic (Sergio, min.74), Iniesta (Xavi, min.80); Messi, Suárez y Neymar Jr (Rafinha, min.85).

1 – Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe (Varane, min.72), Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Isco (Jesé, min.80), Modric (Lucas Silva, min.88); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Goles: 1-0, min.19: Mathieu. 1-1, min.31: Cristiano. 2-1, min.56: Suárez.

Árbitro: Mateu Lahoz (comité valenciano). Mostró cartulina amarilla a Pepe (min.21), Suárez (min.28), Alba (min.37), Cristiano (min.37), Carvajal (min.48), Modric (min.52), Mascherano (min.61), Sergio Ramos (min.63), Iniesta (min.64) y Alves (min.70).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima octava jornada de la Liga disputado en el Camp Nou ante 98.760 aficionados, que llenaron el recinto.

© EFE

Más en Univision.com: http://futbol.univision.com/europa/espana/article/2015-03-22/barcelona-2-real-madrid-1-cronica#ixzz3VE6TiFqT